sentencias negligencias medicas

Torsión testicular no diagnosticada

Negligencia médica: Torsión testicular

Los hechos se remontan al año 2014, cuando un joven acudió a un hospital de Málaga al presentar fuertes dolores en el testículo izquierdo. La torsión testicular es una urgencia quirúrgica que si se aborda dentro de las seis primeras horas permite salvar en la mayoría de los casos el testículo. Sin embargo, a pesar de los síntomas, no se le realizó una prueba ecográfica que hubiera permitido comprobar la existencia de la torsión. Esta falta de diligencia provocó una importante disminución del riego sanguíneo y, finalmente, la pérdida del órgano.

Tras interponer una reclamación a la Administración sanitaria, ésta ha reconocido que la actuación prestada al joven fue negligente pues existió un retraso diagnóstico. Admite que el joven perdió definitivamente el testículo al no realizarle a tiempo las pruebas necesarias para verificar la existencia de la torsión testicular. Por ello, en su Resolución, el SAS asume indemnizar al paciente en la cantidad de 39.238 €.

Pérdida de testículo por retraso diagnóstico

Considera que “analizando el proceso asistencial se detecta un retraso diagnóstico de torsión testicular. Esto dio lugar a la orquiectomía, por lo que existe relación de causalidad entre la asistencia sanitaria con el resultado final que se reclama”. “Se echa en falta la realización de pruebas diagnósticas complementarias o diagnóstico diferencial entre orquiepididimitis y torsión testicular, en las asistencias verificadas al inicio del proceso. En la segunda asistencia realizada en el hospital Virgen de la Victoria de Málaga, habiendo transcurrido seis horas de inicio del proceso, la probabilidad de recuperación completa es del 70%”.

El SAS señala expresamente que “en el caso que nos ocupa, en las asistencias verificadas se observan datos contradictorios en la exploración. Otros datos como la edad del paciente, la forma de presentarse el dolor, así como la ausencia de signos inflamatorios de inicio son sugerentes de torsión. Por otra parte, el diagnóstico primero de epididimitis y posteriormente de orquitis no se ve confirmado por prueba complementaria.”

Por ello, como afirman del despacho especializado en negligencias médicas C.Calvín Abogados, -quienes han presentado la reclamación en nombre del lesionado-, “se desprende que no se pusieron al alcance del paciente los medios que según el estado de los conocimientos de la ciencia y de la técnica existentes en ese momento hubieran podido evitar la pérdida del testículo. Habría sido suficiente una ecografía, un hemograma y un análisis de orina para haber realizado un diagnóstico correcto. Ello habría evitado el enorme daño físico que le han ocasionado así como su importante repercusión psicológica y académica”.

negligencia médica: torsión testicular

Castillo-Calvín Abogados

Si busca un abogado experto que le asesore ​CONSULTE A C.CALVÍN ABOGADOS. Nos avala nuestro elevado porcentaje de éxitos en toda España tras 26 años de experiencia como abogados especialistas en reclamación de negligencias médicas Nuestros abogados estudiarán de forma gratuita su caso, y pondrán a su disposición los mejores consejos, alternativas y opciones legales.

Infórmese gratis

 689 894 630

Torsión testicular no diagnosticada
5 (100%) 3 votes
Related Posts