Falta de Consentimiento Informado

La falta o ausencia de información puede constituir una conducta negligente

El sentido del deber médico de información y de la exigencia del consentimiento es el de respetar la libertad personal de decisión del paciente. Sólo a éste corresponde decidir si quiere o no someterse a un tratamiento curativo pues, aun correctamente realizado, tiene riesgos que deben ser asumidos.

Por ello, la Ley reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, establece la obligatoriedad de obtener el consentimiento del paciente que es sometido a cualquier actuación en el ámbito de su salud. Éste, deberá ser debidamente informado y, con carácter previo a la intervención a realizar, de los riesgos, alternativas y posibles complicaciones que pueden presentarse en el transcurso de la misma.

De esta manera, si falta el necesario consentimiento, y por ello la aceptación de riesgo, el peligro del tratamiento curativo corresponderá al médico y no al paciente que no ha podido tomar su decisión con libertad y pleno conocimiento del alcance de su decisión.

NEGLIGENCIA MÉDICA POR FALTA DE CONSENTIMIENTO INFORMADO

La adecuada información sobre el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, constituye un elemento esencial e integrante de una buena práctica médica. Es un acto clínico más, necesario para que el paciente pueda ejercer con plenitud su derecho de autodeterminación, eligiendo entre las opciones terapéuticas disponibles, incluso el no tratamiento.

El consentimiento informado viene recogido y desarrollado en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, que lo define como la conformidad libre, voluntaria y consciente de un paciente, manifestada en el pleno uso de sus facultades, después de recibir la información adecuada para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud.

Como dispone el texto legal, todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de sus técnicas (núcleo principal de su deber prestacional), sino también al cumplimiento de los deberes de información y documentación clínica, así como al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente (principio de autonomía).

Una constante jurisprudencia manifiesta en que el deber de obtener el consentimiento informado del paciente constituye una infracción de la “lex artis” y revela una manifestación anormal del servicio sanitario. Esa doctrina es recordada en la Sentencia del Tribunal Supremo, que señala respecto a los RIESGOS QUE DEBE COMPRENDER: “no solo puede constituir infracción la omisión completa del consentimiento informado sino también descuidos parciales. Se incluye, por tanto, la ausencia de la obligación de informar adecuadamente al enfermo de todos los riesgos que entrañaba una intervención quirúrgica y de las consecuencias que de la misma podían derivar”.

Por otro lado, respecto al uso de formularios, indica que “el consentimiento informado no puede convertirse en un trámite rutinario, burocrático, carente de la relevancia que ha de tener como es que el paciente ha de asumir la existencia de diferentes escenarios al tratamiento. Ello va más allá de formularios estereotipados puesto que implica que el médico ha de observar tanto la capacidad del paciente de entender la información que se le ofrece como la situación concreta en la que se encuentra y las posibilidades de éxito, fracaso, mejoría, etc. Es una compleja relación que requiere análisis caso por caso atendiendo a las circunstancias concurrentes.”

Consulte NUESTRO BLOG, en el que incorporamos una selección de nuestras sentencias ganadas de negligencias médicas por falta de Consentimiento Informado, que nuestro despacho de abogados especialistas en errores médicos y Derecho Sanitario, pone a su disposición, tras más de veinticinco años de experiencia trabajando esta materia.

Nuestros éxitos judiciales nos diferencian

Tras resolver miles de casos durante más de 25 años de ejercicio profesional, nuestros resultados marcan la diferencia.
Casos Ganados

 

Contacte con nosotros

Rellene el Formulario de Contacto y nuestros especialistas valorarán la viabilidad de su caso gratuitamente. Le ofrecemos toda la información que necesite, sin necesidad de desplazarse
Mándenos un mail

 

Falta de Consentimiento Informado
5 (100%) 1 vote
Related Posts