Infecciones

Existen medidas preventivas que permiten minorar los contagios hospitalarios

Estas medidas, aunque no elimine totalmente el riesgo, se suelen contemplar en todos los hospitales, incluso se constituyen los denominados comités de infecciones.

La falta de asepsia del personal de quirófano, del propio material e instrumental empleado en la intervención, y de las instalaciones del quirófano, constituyen factores de riesgo que justifican la presencia de infecciones hospitalarias, cuya responsabilidad, como negligencia médica, es atribuible directamente al centro sanitario.

Negligencia Médica por infección hospitalaria

la Jurisprudencia señala que la obligación del profesional médico y de los centros hospitalarios es de medios, no de resultado. Por ello, la negligencia médica se produce, cuando no se ha puesto a disposición del paciente los medios adecuados que le son exigibles, bien por el defectuoso funcionamiento de sus servicios, o por la falta de adopción de las medidas de organización, control y asepsia necesarias en sus instalaciones, como ocurre en los casos de infecciones adquiridas en un hospital. En estos casos, el centro deberá responder por el defectuoso funcionamiento de sus servicios.

Daño desproporcionado

En estos casos estamos ante lo que la Jurisprudencia del Tribunal Supremo ha llamado daño desproporcionado o inexplicable en la esfera de la actuación sanitaria. Se obliga así al profesional médico a acreditar las circunstancias en que se produjo la infección, por el principio de facilidad probatoria.

Se le exige una explicación coherente acerca de por qué se produce una importante disonancia entre el riesgo inicial que implica la actividad médica y la consecuencia producida. De este modo, la ausencia u omisión de explicación puede determinar la imputación de responsabilidad, al presumirse la negligencia.

Por ello, no es suficiente para exculpar la responsabilidad del médico o, en su caso, del centro hospitalario, con indicar que se cumplieron todos los protocolos profilácticos en la preparación y acción asistencial o quirúrgica. Además, deberán demostrar que adoptaron todas las medidas adecuadas para evitar la infección durante la estancia hospitalaria del paciente. Y ello, porque están obligados a evitar la presencia de bacterias u otros gérmenes en las instalaciones, instrumentos y personal que puedan producir enfermedades a quienes hagan uso de aquéllas o reciban sus servicios.

Negligencia Médica por infección hospitalaria

Consulte NUESTRO BLOG, en el que incorporamos una selección de nuestras sentencias ganadas de negligencia médica por infección hospitalaria que nuestro despacho de abogados especialistas en errores médicos y Derecho Sanitario, pone a su disposición, tras más de veinticinco años de experiencia trabajando esta materia.

Nuestros éxitos judiciales nos diferencian

Tras resolver miles de casos durante más de 25 años de ejercicio profesional, nuestros resultados nos avalan y marcan la diferencia.
Casos Ganados

 

Contacte con nosotros

Rellene el Formulario de Contacto y nuestros especialistas valorarán la viabilidad de su caso gratuitamente. Le ofrecemos toda la información que necesite, sin necesidad de desplazarse
Mándenos un mail

 

Infecciones
5 (100%) 6 votes